domingo, 3 de agosto de 2008

Servicio publico ¿Vocación?

Siempre escuchamos de los políticos, de que lo que los lleva ha estar en la política, es su vocación por el servicio publico, y que el político para estar ha de sentir este llamado. Pero ¿Qué es el servicio publico? ¿Es el ejercido solamente a través de la política? ¿Es un tipo de profesión si es que nos hablan de que es una vocación y que por lo tanto no todos estamos para realizar el servicio público? Los trabajos de verano, por ejemplo, que llaman a miles de jóvenes de distintos intereses y vocaciones, ¿no es acaso también un servicio público?
Para mi el servicio publico es simplemente el hecho de trabajar en pos de mejorar la calida de la sociedad en que vivimos, en mejorar la cosa pública, no la política, sino lo hechos que nos conciernen a todos, que hoy por hoy, en el mundo globalizado, pocas cosa quedan en lo privado.
La vocación al servicio público no se encuentra en las cosa que conllevan al Estado, sino que va en el accionar del individuo en su relación con los demás. El servicio publico es estar conciente que al dar lo mejor de uno ayuda a mejorar la calidad de nuestra sociedad, y las personas que sienten que en los menos deben dar lo más, son las que realmente sienten la vocación del servicio público.

A uno como cristiano se exige amar al prójimo como así mismo, (máxima que ha cruzado el umbral del cristianismo), por lo tanto la vocación al servicio publico es una exigencia, propia al ser, y como tal debe buscar alguna profesión que sirva como herramienta para demostrar el servicio público por el cual estamos llamados.
Por lo tanto para mí el servicio público no es una vocación, que sea elegible, sino que es un deber de cada individuo servir a la comunidad a través de lo que hace, y no una vocación propia del político.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.