domingo, 31 de agosto de 2008

Viva la revolución

Hoy por hoy la democracia ha sido legitimada en el mundo occidental, como “la manera” de gobernar y, a la vez son cada vez más las personas que creen en la democracia como el mejor sistema de gobierno.
Si la democracia es un fin o un medio, es la eterna discusión que encontraremos entre políticos y entre los teóricos. Unos dicen que es un medio más, para llegar al poder; otros que es el fin de cada comunidad política en llegar a una organización democrática.
También podemos entender la democracia como la forma que adopta hoy por hoy el poder, como antes lo hizo en reinos, monarquías, dictaduras, gobiernos militares etc.
La democracia de por si, es una forma liberal de gobernar porque es la forma de gobierno que permite que cada libertad individual tenga el mismo poder de decisión que las otras, ergo, prefiere resguardar las libertades de cada individuo, en ves de dar preferencia a un sistema donde el orden, o la eficiencia para repartir recursos, etc. sea lo más importante.
Por mucho tiempo la democracia se vio por todos los sectores como un medio para llegar al poder y desde ahí hacer los cambios necesarios para conseguir sus metas.

La idea de cambios con la democracia como medio se dio en Chile de tres formas, a través de "revoluciones" y solamente de esas tres una cuarta en un régimen militar fue la que triunfo
La primera que vivimos fue la revolución de los gerentes donde se trato de cambiar la forma de hacer política, tecnocratizarla, con el fin de mejorar la eficiencia en la distribución de los recursos.
La segunda fue la famosa revolución en libertad, donde se prometieron cambios de esencia en la sociedad respetando lo privado en cierta medida.
La tercera y más conocida por todos es la revolución a empanada y vino tinto, en la cual se buscaba la igualdad de todas las clases sociales a toda costa, bajo la meta de crear una sola.
La única revolución que funciono fue la revolución silenciosa, la cual nunca fue proclamada como tal, y además fue realizada en plena dictadura, donde se impusieron como fines, el conservadurismo en lo social y el neoliberalismo en lo económico.

No me cabe duda de que Allende estaba consiente de que para terminar su proyecto tenia que llegar a la dictadura del proletariado, (no creo que haya sido alguien tan inocente para que creyera que la revolución que ideaba era posible a través de democracia) pero el compañero. Quería llagar a ella, a través de la democracia buscando quizás, una legitimación popular.
Todo esto al igual que Frei y Alessandri, quienes ocuparon la democracia como un medio.

La democracia es el fin, es la forma que debe adoptar el poder, para que las ideas de las personas puedan competir libremente entre ellas.

El fin no justifica los medios dicen, sino que los medios justifica el Fin

Cualquier revolución, que se quiera implantar, tendrá que llevarse a cabo por vías violentas no democrática, porque las revoluciones a través de la democracia, simplemente serán Revoluciones consensuadas, o más bien implementes reformas.

Yo no creo en que las revoluciones sean posibles en la democracia que yo aspiro a vivir, más bien las revolucione solo las veremos en donde nuestra libertad sea coartada.

Por eso Viva la Revolución, porque nunca va a pasar y porque nunca pasen.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.