jueves, 3 de septiembre de 2009

Solidaridad como algo personal.

Todo partió por curiosidad, por saber que es ir a los famosos trabajos de invierno o de verano. Conocer como es construir medias Aguas, saber que se siente cuando realizabas eso.

Fue mejor de lo que esperaba, tanto así que surgió en mí la motivación de seguir trabajando más allá de las vacaciones, de trabajar de manera constante durante el año. A través de un amigo, que conocí en estos trabajos de invierno llegue a la sección educación de Un Techo para Chile. Y ahí me quede.

Las cosas que me motivan para seguir son dos principalmente:

1. El sentimiento que me queda tras ayudar a los niños, el sentimiento de felicidad, satisfacción y el de creer que soy un aporte, no para la sociedad, sino para el niño que ayudo.

2. El sentir que hago lo correcto, que debo ayudar en la forma que se me presenta.

Es una vocación de servicio publico, acción que encontramos en todas las vocaciones y en todas las situaciones, desde el medico hasta el político, desde el barrendero hasta el universitario.
Esta vocación de servicio público consiste en comprender como puedo ayudar en lo que hago o si se quiere, es el estar consiente que hay posibilidad de ayudar en todos lados y desde todos los talentos.

Todas nuestra virtudes y dones, tienen una dimensión que se puede ver reflejada en el servicio por los demás, por los más pobres, por los más ocupados, por los más ricos.

A la larga, no por una clase social, no por todos, sino que por cada uno de los Chilenos o por cado una de las personas.

La caridad, la solidaridad, no es una actitud colectiva ( como la Teletón),es una actitud privada, individual; donde cada uno debe pensar en su propio aporte y no en el aporte que hacemos como sociedad.
Si participo en la Teletón , que aporta harto a Chile (aporte como sociedad), no significa que yo aporto harto como individuo.

Eso es Solidaridad. Que en cada acto propio, en el accionar de cada uno y no en un hecho que hagamos todos, demos lo mejor de nuestros talentos para ayudar a cada persona que se me cruza en mi camino

1 comentario:

Artemisia dijo...

eso es un intento de hacer justicia, no es ni caridad ni solidaridad, es el deber, es nuestro deber.... y no es un sentimiento de felicidad o satisfacción, es q la conciencia nos pesa un poco menos... porq estamso haciendo lo q tenemos que hacer... nosotros como sociedad generarmos pobreza y desamparo, tb somos nosotros los que tenemos que remediarla... y si hay los q no quieren cambiar el sistema, los que lo justifican y defienden... no pueden hacer otra cosa que hablar d caridad...


((siempre con todo el cariño y respeto))

Se ha producido un error en este gadget.