sábado, 23 de enero de 2010

Los Liberales Contratacan

La última vez que conocimos un Partido Liberal fue el 2001. La ultima vez que un Partido Liberal tuvo un peso real en al política Chilena, habrá que remontarse a principios del Siglo XX.
En Chile, los Liberales fuimos fusionados con el Partido Conservador, para crear esa malformación que fue el Partido Nacional y a la vuelta de la Democracia, nuestro aliados (ahora humanistas cristianos, y sociales demócratas), nos aislaron porque les éramos incomodo en la nueva coalición gobernante.
Así es la historia del partido Liberal en el último siglo, quizás el más politizado de todos, o mejor dicho, el más dividido ideológicamente.
En Latinoamérica en general, los liberales tendimos a ser parte de esa división, no como partido, sino como individuos, uniéndonos a los nacionalistas en lo económico y sacrificando nuestra esfera política o luchando por la democracia, pero sacrificando a la vez, nuestra visión sobre la economía.
Los que no estuvieron de acuerdo con este sacrificio, se fueron a la casa porque vieron que el socialismo tampoco estaba dispuesto a trabajar con nosotros y ellos tampoco estaban dispuestos a estar con la izquierda extremista.
Pero los tiempos cambian y con ellos las sociedades también. Si antes los humanistas cristianos eran el centro político, hoy por hoy, el centro político en Chile lo expresa los liberales, dado que no nos sentimos cómodos ni con progresistas-socialistas, ni con Conservadores.
¿Como se ve esto? En las elecciones recién pasadas, los votos de MEO correspondían a jóvenes que creían en las libertades individuales y a la vez en en el mercado. En la iniciativa propia como la manera de conseguir una mejor calidad de vida. Fueron esos votos los que definieron al Ganador.
Lo único que falta es que nosotros los liberales, dejemos de quejarnos por la falta de espacios políticos, de echarle la culpa al sistema binominal y tengamos voluntad de poder, tengamos el espíritu y la fuerza para entrar a jugar a la vida política. Los Espacios Políticos no se reciben, se hacen, se ganan, se conquistan.
Creo que hoy los espacios están dados y que la voluntad de poder empieza a sentirse.
Estamos tomando conciencia que no somos tan poco como creíamos y por eso estamos volviendo.
Poco a poco, soplan nuevos vientos liberales y espero que soplen en el mismo valle.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.