lunes, 17 de enero de 2011

De Punta Choro a Magallanes: Sintomas del Centraismo Chileno

El conflicto en el fin del mundo es simplemente un síntoma de un Estado totalmente centralizado. Centralizado en todas las dimensiones posibles: Económico, político, energético y hasta futbolero.
El sistema impositivo en Chile es fuertemente centralizado, la recolección de los impuestos están decididas desde Santiago, de la misma manera en que, cada región no obtiene recursos según la cantidad de impuesto que recolectan, sino que es Santiago que decide las necesidades de cada región.
Si bien pueden hablar de la existencia de la municipalización y autonomía de elección de alcaldes, es cierto a la vez, que en cuanto a políticas públicas, los alcaldes son más cercanos a una burocracia implementadora que ha un tomador de decisiones. La municipalidad simplemente instala una política pública pre armada. Otro ejemplo de esto, es la resolución de la Conama de la cuarta región, donde 10 de los 15 miembros que decidieron el futuro medioambiental y energético de la zona eran designados desde Santiago. Entonces, ¿es acaso Santiago el que sabe lo que necesitan las otras regiones, tal como un padre sabe lo qué necesita su hijo?

Energéticamente hablando, es claro tras el conflicto de Magallanes, donde las políticas energéticas para dicha zona fueron decididas desde el gobierno central sin consultar a la zona en cuestión. Resultado de esto fue los desbordes actuales, de la misma manera que en Punta de Choro, donde al dato ya mencionado sobre los 15 consejeros de la Conama, cabe destacar que los qué votaron en contra eran los 5 consejeros de la zona.

Muchas veces se creen que el problema son las personas, es decir que toman malas decisiones (a nivel de los políticos) o que reacciona mal (a nivel de la Ciudadanía), pero se nos olvida la trama institucional que nos rodea y que condiciona el accionar de las personas.

El sistema hipercentralizado de Chile, incentiva el accionar de los individuos, y las protestas son simples sintomas que no alcanzan a ser enfermedad por sí mismo. Si queremos realizar cambios que en verdad marquen una diferencia dejémonos de analizar lo micro y busquemos esfuerzos para una descentralización real del país. Basta de creer en que cada región no sabe lo que quiere o lo que necesita. Basta de creer que Santiago, es el papá que debe velar por el bien de las otras ciudades. Autonomía e independencia para todos

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.