sábado, 1 de enero de 2011

La falacia de los Pobres

Durante las reformas políticas intentadas antes del 2005, la UDI mostraba su oposición a realizar algún cambio, bajo el argumento de que mientras existieran pobres no se debe gastar tiempo en medidas de segunda categoría.

Hoy por hoy sectores conservadores, hablan de que no es necesaria la discusión de temas como matrimonio homosexual, porque son temas banales mientras la pobreza sea un problema para nuestro país.

Es claro e innegable que el tema de la pobreza es el principal escollo para las libertades de las personas y que por lo mismo, el terminar con ella como barrera para poder disfrutar los dones de cada uno es un rol de la sociedad. Sin embargo me parece erróneo ocupar la existencia de la pobreza como una barrera para no profundizar en la satisfacción de otras necesidades. El gobierno debe buscar los mecanismos, no para solucionar el mayor problema, sino el mecanismo para solucionar la mayoría de ellos. Podrán decir, que el que mucho abarca poco aprieta, pero es irrisorio decir eso, si pensamos en que el Estado es un verdadero Leviatán, y que la existencia de varios ministerios se justifica para satisfacer todas las necesidades posibles

Cierto es que los pobres no pueden esperar, pero ¿por qué, los homosexuales, los niños, las mujeres, los emprendedores, el medioambiente si puede? Acaso no es el gobierno el que se debe encargar de Todos los chilenos y no solo de algunos.

Tomar la existencia de la pobreza como razón para no profundizar en los problemas de otras personas es faltar el respeto a la sociedad, asumiendo la existencia de que el gobierno es un consultorio donde debemos sacar numerito para poder tener turno. Esta concepción es Inaceptable. El gobierno, debe preocupara las bases para que cada persona elija su propio bien vivir.

La mayor razón que puede haber para que el gobierno trabaja por algún sector es simplemente que se les están violando sus libertades o que existen elementos que les impide ejercerla, ya sea la pobreza, la contaminación, el monopolio o el sistema legal.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.