martes, 17 de mayo de 2011

Marchas Ciudadanas: Alabada sea la Libertad

Las marchas ciudadanas logran vitalizar lo más importante de una sociedad: esas ansias de luchar por lo que crees correcto, aunque otros te digan lo contrario.
Las marchas ciudadanas son la expresión de libertad, son la mejor muestra contra el paternalismo del estado, puesto que a pesar de que te digan que las soluciones que presentan son las mejores, las personas se revelan a esta voz del padre que trata de decirnos que es lo correcto.
Por eso las marchas ciudadanas, son eco de la libertad personal y de la libertad de asociación, porque nos demuestra que el deseo de tener mi propia concepción de lo que es una buena vida, ya sea en sociedad o en mi propia vida.
Las marchas ciudadanas, más que mostrar el empoderamiento de las bases (argumento de izquierda). Las marchas reflejan ese argumento liberal, de la potencialidad del individuo y que ese individuo, teniendo las posibilidades de expresarse libremente es capaz de colocar o ser convocado por una y por miles de voces. Las marchas ciudadanas reflejan a ese individuo amarrada por la sociedad, por el estado por lo correcto por lo natural. las marchas ciudadanas reflejan a ese individuo desatándose y gritando: LIBERTAD.
El gran logros de las marchas es que son la mejor manera para poder traspasar información entre ciudadanos. Las pequeñas causas, esas que por su reducido estado inicial, por nacer en una lugar donde no cuento con apoyos y se presente en una asimetría de condiciones para competir contras sus ideas rivales que parten de sectores que poseen más recurso. Por lo anterior las marchas ciudadanas son la mejor manera de romper esa asimetría de capacidad de informar y aprovechar la suma de voluntades para poder propagar su idea..
Siempre en este sentido las convicciones o los paradigmas no logran ser vencidos por la fatal tecnocracia, dado que la ciudadanía en marcha exige una verdadera deliberación publica y
Las marchas ciudadanas son una herramienta para deferentes fines, pero su esencia nace de un verdadera alma liberal, cuyo motor es : la capacidad emancipadora de cada ser humana.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.