viernes, 21 de junio de 2013

Estamos Perdiendo el Tiempo

En el programa El Informante de TVN, Juan Manuel Astorga le preguntó a Sebastián Edwards sobre cómo se mejora la calidad de la educación. Frente a esto, el economista responde que es necesario mejorar la gestión de los colegios y el uso de herramientas TIC. No sé si me causo rabia o pena, pero es un hecho que al momento de hablar de la calidad de educación la primera respuesta debería ser: Para mejorar la calidad de la educación es necesario mejorar la calidad de los docentes y su valoración social.

No existe herramienta intra-escuela más poderosa y efectiva que el hecho de tener un buen profesor. Tanto es así que el estudio realizado por Sander y Riers (1996) muestra que un buen profesor puede marcar la diferencia en hasta 53 puntos porcentuales en cuanto al rendimiento escolar de sus alumnos.

Admito que los debates de lucro y gratuidad enriquecen la política y la sociedad, permitiendo ver las diferentes concepciones de sociedad, pero no me cabe duda que si se trata de calidad en la educación estamos perdiendo el tiempo.

Nuestro debate debería centrarse en si estamos dispuestos, al igual que Finlandia -país con un sistema educativo de gran calidad-, a limitar la entrada de estudiantes a las carreras de educación, tanto desde la oferta como desde la demanda. Deberíamos debatir qué tan dispuestos estamos a mejorar radicalmente la calidad de los programas de pedagogías. Deberíamos estar discutiendo cómo mejoramos las condiciones laborales de los profesores, para poder hacer atractivas estas carreras a los estudiantes más destacados de cada generación, promoviendo, además, un ambiente que fomente la excelencia, el constante perfeccionamiento y un digno desarrollo profesional.

La equidad en la igualdad de oportunidades conlleva mejora de la calidad de la educación. Sólo de esta manera la carga de los padres no se transformará en la carga de los hijos. Esto implica que, entre las múltiples medidas que se podrían aplicarse (como la eliminación del copago y de la selección), se dé prioridad al mejorar las condiciones y la calidad de los docentes.

Si no avanzamos en esto, estamos perdiendo el tiempo.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.