lunes, 14 de enero de 2013

El primer Liberal de Chile


En esta época de fiestas patrias celebramos el proceso de independencia de Chile. Sin embargo, esta columna la quiero dedicar a un chileno que si bien falló en su intento de establecer una republica Federal en Chile, fue un hombre que dedico toda su vida a lo que el creía el bien de Chile, es decir, un hombre de Estado. La primera aparición pública de Infante fue en el proceso de creación de la Junta Nacional de Gobierno y termina ya en 1928, para después dedicarse al periodismo y la defensa del ideario federal a través del diario “El Valdiviano”
José Miguel Infante fue también el primer gran liberal en Chile, tanto por sus obras y por su pensamiento. Y como tal representante fue quien propuso la moción que pone fin a la esclavitud en Chile siendo tal su afición por la libertad de las personas que no dudo en asegurar que la libertad de las personas estaba antes que el derecho de propiedad. Ante esto Infante nos dice “después de muerto no querría otra recomendación para la posteridad, ni otro epitafio sobre la lápida de mi sepulcro, que el que se me llamase autor de la moción sobre la libertad de esclavos”.
Para Infante la autonomía de las personas es lo más importante, lo que hace decir que de la misma manera en “que la independencia es la felicidad de vuestra Patria; sepan que no queréis depender en delante de la voluntad incierta o del temperamento alterable de un hombre solo; que no queréis seguir siendo juguete de una Corte sin justicia, de un insolente privado”. Esta visión es lo llevo a luchar constantemente por un Estado que no cayera en el paternalismo y fuese lo menos centralizado posible. Que decepcionado estaría del Chile actual.
Otro punto que rescata el espíritu liberal de Infante es su visión sobre el voto el cual no debiese estar condicionado por la propiedad. Él mismo decía “si se exige una propiedad cualquiera, no hay un individuo que no tenga alguna; no solo el que posee una industria, se llama propietario; también lo es el que tiene un caballo”. Sin embargo, su creencia en que la libertad del individuo estaba en un democracia plena se refleja en su opinión en las elecciones porque “si no hemos de tener carácter para esto, es preciso confesar que no somos propios para ser republicanos”, por lo tanto, la democracia y las elecciones son el método que nos hace digno y no la eficiencia de los resultados.
El liberalismo de Infante es completo, puesto que para él, considera que es necesario aumentar el erario y disminuir los impuestos siendo solo gravadas las tierras, llenando el déficit resultante de la abolición de los demás impuestos. Esto para lograr que el Estado tengo capacidad de ayudar. De esta forma los impuestos son para permitir la acción del Estado. Para este liberal la destrucción de la confianza y las relaciones en el Estado, cae en la disolución, y en su propia ruina.
Es de este modo que Infante es uno de los primeros en levantar el derecho de la Libertad individual, contra la idea de las tradiciones. Fue él quien entendió que ni el Estado, ni la propiedad están por sobre el Individuo. Todo parte en individuo y termina en él. Por ello, esta columna es un homenaje y recordatorio a las ideas del primer liberal chileno, José Miguel Infante.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.